domingo, 10 de agosto de 2008

Maravillas de la creación















Me vuelve loca fotografiar flores. Es una manera tan estupenda de conservar perenne tanta belleza... Es raro el día que saco la cámara y no acabo haciendo fotos a alguna flor, da igual en la casina que tenían mis padres, que por cualquier camino, en un parque, en la montaña...Salen en sitios tan insospechados, y son siempre tan impactantes! El jueves estuvimos visitando el concejo de Morcín, que ya que este año no podemos salir fuera nos hemos propuesto conocer un poco más nuestra región. Es simplemente espectácular, naturaleza en estado puro...sinceramente viendo esas impresionantes montañas tapizadas de verde no me extraña que lo llamen "Paraíso natural". Me cogí algunas lilas preciosas que adornaban los caminos y ahora adornan mi casa. También había unas campánulas fucsia, de un tono tan intenso con una forma tan preciosa que no pude menos que cojer un esqueje a ver si logro que prenda en el prao. Desde luego no necesitamos tanta belleza para vivir, pero sin duda hace mucho más placentera la vida...

4 comentarios:

Marisela dijo...

Vengo desde tu blog de cocina. Veo que lo de las fotos se te da bien, las de cocina y el resto. A mi también me gustan mucho las flores.

MaryLou dijo...

Qué bonitas fotos!! hija, eres una artista de la fotografía!

Besicos

Estrella dijo...

Las fotos están preciosas, las flores parece que se van a salir de las fotografías, a mí me encantan las flores y me pasa como a tí siempre llevo la cámara conmigo, un beso, Estrella.

marisabel dijo...

Uyyyy como me gustan las flores.
Preciosas instantáneas.